Pizza tartufina

tartufina

La pizza es un plato polivalente; puedes aderezarla con muchos condimentos, siempre que lo hagas con gusto. Pero, ¿y si te propusiéramos añadir como ingrediente a la trufa? Puede sonar un poco extraño, pero también es intrépido y un punto exótico. De ahí que apostásemos por la pizza Tartufina.

La trufa es un alimento de los considerados gourmets. Conocida en el mundo entero (¡los egipcios, los romanos y los griegos ya la consumían siglos atrás!) y considerada por muchos chefs como “el diamante de la cocina”, es un tanto difícil de conseguir por su alto precio. Tiene un aroma y sabor fuerte y vigoroso, muy especial. Principalmente, este alimento es producido en Francia, Italia y España, siendo este último el mayor proveedor del mercado.

En Guapizzima os hemos querido ofrecer una pizza sorprendente a la que tenemos mucho cariño. ¿La razón? Esta propuesta se aleja de la oferta tradicional de productos refrigerados. Un placer para paladares inquietos, que dispondrán de la sofisticación de los buenos restaurantes en su propio hogar.

Esta variante presenta, como todas las Guapizzimas, una base una masa fermentada lentamente, hecha con aceite de oliva y agua de mar. ¡Y cocida en horno de piedra! Sobre ella, tomate natural italiano y mozzarella, como manda nuestra Ley de la ‘Purezza’. También le esparcimos una generosa capa de grana padano, además de finas y amplias láminas de jamón serrano con un suave sabor.

Pese a todo lo descrito, quizá la estrella de esta pizza sea la salsa con trufa. Nuestra receta consigue sumar una de las joyas de la cocina mediterránea como protagonista sin dejar de lado el sabor del resto de ingredientes.

Disponible en dos tamaños (400 y 620 gr.), nuestra pizza Tartufina no te dejará indiferente. Comprobarás al momento que no es un plato cualquiera y a buen seguro apreciarás su toque auténtico y artesanal con ingredientes de primera calidad.

¿Te atreves con esta delicia?